Miércoles, 3 Mayo, 2017

Di Donna Galleries en Nueva York presentará 'A Surrealist Banquet' para la edición de primavera de TEFAF en el Park Avenue Armory del 4 al 8 de mayo. La instalación, comisariada por Di Donna Galleries, se basa en el aspecto de las cenas surrealistas celebradas durante la década de 1920 en París, donde los menús eclécticos se sirvieron en medio de lugares curiosos. Ofreciendo suntuosas pinturas, esculturas y ensamblajes de comida, vino y flores, la instalación temporal de Nueva York mostrará perfectamente el arte surrealista. Más de 50 obras de arte se organizarán alrededor de una enorme mesa de comedor de madera en una de las habitaciones históricas del Arsenal, conservadas en su estado original.

Después del cierre de TEFAF, la instalación se traslada a Di Donna Galleries en 744 Madison Avenue hasta el 2 de junio de 2017.

Obras de arte en exhibición incluyen el emblemático Busto de Femme Retrospectif de Dalí: el conjunto surrealista compuesto por un maniquí femenino desnudo con una baguette en la cabeza, cubierto con un tintero adornado, y dos mazorcas de maíz colgadas alrededor de su cuello.

Entre varias obras de artistas surrealistas y posguerra, entre ellas Arp, Magritte, Oldenburg y Cesar, se exhibe el Teléfono de Langosta de Dalí. El Teléfono Langosta, es uno de los ejemplos más icónicos del dictado surrealista de yuxtaponer artículos de otra manera sin que tengan relación con el día a día. Dalí valoró fuertemente el efecto provocativo y misterioso de asociar objetos aparentemente ajenos. Las langostas y los teléfonos tenían fuertes connotaciones sexuales para Dalí, apareciendo repetidamente en su trabajo.

Fundada en 1988, la TEFAF (Feria Europea de Bellas Artes) es considerada la principal feria trianual de arte y antigüedades en todo el mundo. La edición más reciente de TEFAF en Maastricht, Países Bajos, en marzo de 2016, contó con 275 de las mejores galerías del mundo y dio la bienvenida a 75.000 visitantes de más de 60 países.

Di Donna Galleries, en su continuo compromiso con la historia del surrealismo, da vida al espíritu festivo y convival de las ocasiones que los escritores y artistas surrealistas organizaron durante esos años en París.