Lunes, 19 Junio, 2017

En Vico Morcote, un pequeño municipio a las orillas del lago Lugano, en Suiza, se exhibirán diversas esculturas de bronce de Dalí durante todo el verano. Gracias a la colaboración entre el ayuntamiento de Vico Morcote, The Dalí Universe y Perseo Art Foundry se podrán ver cuatro esculturas de Dalí que estarán situadas en varios lugares embemáticos, como el propio borgo o el lujoso hotel “Swiss Diamond”.
 
Fuera de la iglesia barroca de Vico Morcote, se encuentra la monumental escultura de Dalí San Jorge y el Dragón. Esta escultura se sitúa en una tranquila colina con vistas al lago de Lugano, enfrente de la parte oeste de la iglesia, con vistas al lago y al Monte Generoso. La escultura retrata la tradicional imagen de San Jorge, un reconocido santo de la caballería. La lengua del dragón es una muleta, una de las imágenes más reconocidas de Dalí.
 
Una escultura más pequeña, la Femme Giraffe o Venus a la Giraffe, está situada en el borgo de Vico Morcote. En esta obra se puede ver la cabeza de una Venus encima del cuello de una jirafa. El cuello de jirafa y la larga extensión del cajón que sobresale, paradójicamente, dan a la escultura un equilibrio que crea un ambiente harmonioso. La obra se encuentra en un paseo muy cercano a la iglesia, un lugar de Vico Morcote conocido por ser el escenario donde se pueden ver obras escultóricas de otros famosos artistas.
 
Un corto trayecto en coche por la sinuosa carretera de montaña le llevará al antiguo pueblo pesquero de Morcote. La segunda escultura monumental, Nobleza del Tiempo, la podrá descubrir fuera del hotel “Swiss Diamond”, en la orilla del lago. La escultura está situada a cinco metros de altura, así que seguro que no le pasará desapercibida. Dalí describe la transitoriedad del tiempo en esta imagen. Identifica el paso del tiempo sobre los seres humanos. De hecho, el reloj es uno de los símbolos más  recurrentes de Dalí.
 
Homenaje a la Moda
decora el vestíbulo del hotel, situado a orillas del lago de Lugano. En esta escultura, Dalí rinde homenaje al mundo de la moda con el que estuvo involucrado desde la década de 1930 cuando trabajó con Coco Chanel, con la revista Vogue y con la diseñadora Elsa Schiaparelli.
 
¡Vale la pena visitar las esculturas de Dalí en Ticino, Suiza!