Martes, 12 Septiembre, 2017

La exposición de arte y moda Dalí x Yorkville Village fue inaugurada el 7 de septiembre en Toronto. La muestra es la primera de estas características en Canadá y está centrada en la conexión de Salvador Dalí con el mundo de la moda. La inauguración coincidió con la Semana de la Moda de Toronto y contó con la presencia del reconocido diseñador Jean Paul Gaultier.

Las esculturas de la colección de Dalí Universe no solo representan un aspecto significante del surrealismo tridimensional sino que también han sido seleccionadas para resaltar el interés de Dalí en la moda. La figura de la Venus en la escultura Homenaje a la Moda posa como si fuera una “supermodelo”, con un sombrero de rosas, la flor más exquisita. Su rostro es difuso y permite al observador imaginarse la cara de la persona que desee. De rodillas, observamos a un apuesto caballero, un “dandy” rindiendo homenaje a su musa.

La relación de Dalí con el mundo de la alta costura empezó en 1930 a través de su trabajo con Coco Chanel, Elsa Schiaparelli y la revista Vogue, y duró a lo largo de toda su vida. El concepto de que arte y moda son una extensión el uno del otro se materializa en la gran colección Dalí à la Mode  de Dalí Universe.

Seis vestidos inspirados por el icono surrealista demuestran su influencia eterna en el mundo de la a la costura. El caprichoso vestido-camiseta de Franco Moschino rinde homenaje al genio ampurdanés utilizando pelo para dar vida al bigote de Dalí que cuelga hasta el final del vestido. La prenda es una audaz declaración de intriga, excentricidad y diversión… todo muy Dalí. Otro destacado nombre es el de Stewart Parvin, que ha diseñado la ropa de Su Majestad la Reina Isabel II de Inglaterra desde el año 2000. Su vestido está inspirado el icónico sofá Mae West, y sus intrépidos labios rojos reviven en un lujoso traje negro de doble lana.

La exposición recoge un total de 30 obras de arte que combinan la escultura, el arte gráfico y los complementos de moda. La escultura monumental de Mujer en llamas, que mide casi cuatro metros, está situada en la salida del centro comercial. Para Dalí “el misterio de una mujer es su belleza auténtica”, representada aquí por el uso de llamas y cajones que transmiten el deseo inconsciente y el misterio de los secretos ocultos.

El pueblo de Yorkville acoge esta experiencia surrealista y única hasta el final del mes de septiembre.

Photo © George Pimentel Photography